Anímate a hacer lo que más amas

Anímate a hacer lo que más amas

¿puedo hacer de mi vida lo que yo quiera ?

Las personas quisieran ser lo que no son, todos desearían tener una vida mucho mejor, más exitosa, con gente a su alrededor tan distinta y luego caen en la tristeza preguntándose, porque no soy feliz.

A todos aquellos que siempre me piden consejo, saben perfecto que mi conclusión siempre será, haz aquello que te haga feliz de verdad, lucha por lo que quieres, consigue lo que te motiva y deja de conformarte con todo aquello que llega a tu vida fácil pero que realmente no es lo que quieres.

Esfuérzate y mucho por obtener lo que te propones, la vida no tiene que ser difícil, pero si hay que esforzarse de manera inteligente. Hay que ir por las cosas que nos hacen más feliz y si a los demás no les parece que estás haciendo lo mejor, no importa mientras que tu hagas lo que realmente quieres y te hace feliz.

Hay que destacar que es importante escuchar la corrección de los demás y corregirnos si aquello que nos dicen nos hace un bien tanto físico como espiritual. Pero si no afecta tu alarma y tu cuerpo, permítete ser libre y conseguir todo aquello que deseas. No esperes a que alguien te diga que lo que haces es lo correcto, eso jamás llegara, o que alguien te diga que lo que quieres es una buena idea, o es lo mejor, porque nadie va a querer lo que tú quieres y eso es lo que nos hace relámete especiales a cada uno.

Todos somos tan únicos y cada uno buscamos cosas tan diferentes, es una belleza el poder distinguirnos unos de otros y aprender de los éxitos de los demás. El tomar las partes buenas de los otros y poder aplicarlo en nuestra vida, es una ventaja enorme para nuestro crecimiento.

Yo les aconsejaría, disfruta mucho la vida, pero no esperes por siempre el decidirte a hacer las cosas que realmente te harán feliz. Porque eso solo se puede conseguir en el momento en el que tú lo decidas, recuerda, toda la vida está conformada por tus decisiones propias.

Busca tu felicidad, tus motivaciones, tus ilusiones y consíguelas. No consigas cosas similares a lo que quieres, consigue exactamente lo que buscas, porque no te darán el mismo nivel de satisfacción. Aprende a tomar todo aquello que está a tu disposición y utilízalo como instrumento para llegar a conseguir todo lo que quieres alcanzar. Si no tienes nada a tu disposición, recuerda que todos contamos con una cabeza y corazón que nos permite llegar a cualquier lugar de una manera muy rápida.

Hay que tomar todas aquellas pequeñas oportunidades que se nos presentan todos los días, para que ellas sean las que nos den un empujón más cercano a todo aquello que estamos buscando. No esperes a que los años pasen para que empieces a hacer lo que más anhelas, porque luego los años pueden pasar por nosotros sin que uno se dé cuenta y ya habrá sido demasiado tarde para que podamos cambiar.

En la vida hay que tener ilusiones y ser lo suficientemente fuertes para poder seguir aquello que amamos, esforzarse todos los días por conseguir lo que nos hace felices y nunca olvidar lo que realmente nos importa. La vida es tan buena como uno la desee.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *